Noticias

UFF y UFRJ vencen el 4º Desafío de Design Odebrecht Braskem

Las piezas creadas por estudiantes universitarios serán usadas en Porto Maravilha

La noche del lunes  (5), se llevó a cabo la ceremonia de premiación del 4º Desafío de Design Odebrecht Braskem, que movilizó universitarios para crear nuevas soluciones para mobiliarios urbanos, utilizando el plástico como materia prima. En esta edición, la primera en Rio de Janeiro, con el tema central "Mobiliario urbano para espacios en transformación", los vencedores fueron de la Universidade Federal Fluminense (UFF) en la categoría Alimentación y Presentaciones Artísticas, y de la Universidade Federal do Rio de Janeiro (UFRJ) en la categoría Trabajo y Descanso. La iniciativa es de Odebrecht y de Braskem, en alianza con la agencia Ampliativo. 

Los grupos premiados presentaron piezas con diseño atrevido, que mezclaban funcionalidad, sostenibilidad e innovación. Con la premisa de un "descanso en el árbol", el equipo Bosque, de la UFRJ, quiso ofrecer a los cariocas un lugar para contemplar toda la belleza del nuevo muelle, con un mobiliario sinuoso y con mucha sombra. La estudiante Vanessa Bernardes, una de las idealizadoras del proyecto vencedor habló de los desafíos en la creación. "Para nosotros la etapa tres del Desafío fue la más compleja. Concebir un proyecto a partir de productos producidos por los clientes de Braskem fue el momento más tenso y divertido de este proceso". 

La concepción del proyecto del equipo ÒN, de los estudiantes de la UFF, vino del buceo. Los bancos en formato de tubos crean la idea de burbujas, que al juntarse forman un gran espacio para "conectarse y desacelerar", como dice una de las creadoras del proyecto, la estudiante Juliane Rodrigues. Sobre la experiencia de haber participado del Desafío, habla sobre los conocimientos adquiridos. "Trabajar con un equipo competente expandió mis horizontes en la carrera".

Cada equipo recibió un premio con valor de R$ 15.000 e instalará sus piezas en el barrio de Santo Cristo, en áreas públicas de servicios de Porto Maravilha, región que pasa por proceso de revitalización y tiene como propuesta ofrecer a la sociedad la sensación de pertenencia y apropiación del espacio público. 

Según la gerente comercial de polipropileno de Braskem, Mônica Evangelista, los participantes lograron crear piezas innovadoras y sostenibles que pudiesen representar Rio de Janeiro. "Por medio del proyecto, los estudiantes bucearon en un conocimiento intensivo de nuevas técnicas, materiales y pudieron estimular la creatividad al inspirarse en la belleza y cultura de Rio de Janeiro. Además, pudieron aprender cómo el plástico es una solución que alcanza niveles de terminación y calidad únicos, diferenciales que pueden ser más explotados en Brasil." 

La disputa
El Desafío contó con la participación de cuatro instituciones de educación, con cursos tradicionales de Arquitectura y Diseño: Pontifícia Universidade Católica do Rio de Janeiro (PUC Rio), Universidade Estadual do Rio de Janeiro (UERJ), Universidade Federal do Rio de Janeiro (UFRJ) y Universidade Federal Fluminense (UFF).  Fueron 24 estudiantes formando ocho equipos en total. 

Para prepararse, los alumnos seleccionados fueron orientados durante cuatro meses por los diseñadores Augusto Seibel, Daniel Kraichete y Marco Maia. Durante ese período, los jóvenes fueron capacitados con charlas técnicas y entrenamientos sobre las aplicaciones de productos de Braskem, informaciones sobre Análisis de Ciclo de Vida de los productos, materiales y procesos, tendencias de diseño, iniciativa empresarial, entre otros. El jurado fue compuesto por renombrados arquitectos y diseñadores, representantes de Braskem y de Odebrecht. 


Sobre el Desafío de Design
El Desafío surgió durante la elaboración del proyecto de interiores del edificio sede de OR (Odebrecht Realizaciones) en São Paulo. En vez de buscar arquitectos o diseñadores famosos, las empresas optaron por un proceso que involucrase jóvenes talentos del diseño brasileño. La propuesta de utilizar el plástico como el material de las piezas de mobiliario del área común del edificio buscó mostrar la versatilidad de esa materia prima, inclusive en aplicaciones corporativas, y la posibilidad de su uso de forma práctica y sostenible, con un menor impacto ambiental. Entre las principales ventajas del plástico están la reducción de peso, facilidad de transporte, durabilidad, resistencia y ergonomía, que permite trabajar formas complejas. Además, el plástico es 100% reciclable.

Sobre Braskem
Braskem es la mayor productora de resinas termoplásticas de América, con volumen anual de 20 millones de toneladas, incluyendo la producción de otros productos químicos y petroquímicos básicos, y con una facturación de R$ 54 mil millones. Con el propósito de mejorar la vida de las personas, creando las soluciones sostenibles de la química y del plástico, Braskem actúa en más de 70 países, cuenta con más de 8 mil integrantes y opera 40 unidades industriales, ubicadas en Brasil, EE. UU., Alemania y México, este último en alianza estratégica con la mexicana Idesa.

 

Para aclaraciones adicionales, por favor contactar:
CDN Comunicación
Ana Beatriz Paschoal (55 11) 3643-2737 - anabeatriz.paschoal@cdn.com.br
Rafael Abrantes - (55 11) 3643-2772 - rafael.abrantes@cdn.com.br
Priscila Ventura - (55 11) 3643-2744 - priscila.ventura@cdn.com.br