Noticias

Braskem apoya a empresas y centros de investigación en impresión 3D para producción de máscaras tipo face-shield para profesionales de salud de la red pública

Además de la donación de 21 toneladas de materia prima, especialistas en manufactura aditiva de Braskem están apoyando a 12 centros de investigación en Bahia, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y São Paulo en el uso de tecnologías para impresión 3D

La impresión 3D, uno de los pilares de la industria 4.0, viene siendo fundamental para salvar vidas durante la pandemia del nuevo coronavirus. En Brasil, la rapidez y, especialmente, el bajo costo de los procesos de producción, ya están ayudando en la producción de artículos como máscaras de protección y prototipos de ventiladores pulmonares. Como referencia en este segmento en el país, Braskem donó 120 bobinas de filamentos plásticos para este fin y está apoyando el trabajo de 12 centros de investigación en impresión 3D en los estados de Bahia, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y São Paulo.

El filamento de polipropileno (PP), producido por la propia Braskem para uso en impresoras 3D, está usándose para fabricar varillas para cerca de cinco mil máscaras tipo face-shield, que serán distribuidas gratuitamente a los profesionales de la salud que actúan en hospitales de la red pública en las respectivas regiones de los centros de investigación. En Bahia, el producto fue donado a la Secretaría de Ciencia y Tecnología del Estado de Bahia, que lo redistribuyó a siete centros tecnológicos del SENAI en el interior del estado; en Rio de Janeiro, la iniciativa benefició al centro de investigación en impresión 3D de la Pontificia Universidad Católica (PUC-RJ); en Rio Grande do Sul, el Parque Científico y Tecnológico (TECNOPUC) de la PUC-RS y la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), coordinados por el grupo Brothers in Arms; en São Paulo, el material fue donado a 3D Criar y a Inkubetech, que apoyan el Proyecto Higía.

Además de la donación de materia prima, los equipos especializados en impresión 3D de Braskem también están apoyando remotamente a los centros de investigación en la operación de esta nueva materia prima utilizada para impresión 3D de las piezas. "Aunque la impresión 3D no sea una novedad en Brasil, algunas tecnologías todavía están en desarrollo y el filamento de polipropileno aún es poco conocido por la industria. En este sentido, Braskem también colabora para el desarrollo de nuevas tecnologías y soporte técnico para que este segmento avance en Brasil", explica Fabio Lamon, líder de Innovación y Tecnología para Manufactura Aditiva en Braskem.

Los filamentos de polipropileno para impresión 3D donados son producidos por Braskem y empresas aliadas en Rio Grande do Sul. Según la compañía, la donación, además de contribuir al combate contra el nuevo coronavirus, es una oportunidad para ayudar a desarrollar la industria de manufactura aditiva en Brasil y, además, reforzar la importancia de la cadena del plástico en áreas como la salud.

"En este momento estamos abasteciendo a centenas de empresas brasileñas con insumos para la fabricación de productos hospitalarios como máscaras quirúrgicas, jeringas, bolsas de suero y equipos de protección para médicos y enfermeros. La manufactura aditiva llega para sumar tecnología a la fabricación de artículos esenciales para enfrentar esta pandemia juntos y de forma colaborativa", finaliza Lamon.

Integrantes de Braskem también están produciendo componentes de máscaras face-shield

En Braskem, los ejemplos de solidaridad en la lucha contra el COVID-19 van más allá de las alianzas que ha hecho la compañía. Los operadores Gabrielly Farias y Leonardo Oliveira, de la unidad industrial PVC 2 AL, en Maceió (Alagoas), ya imprimieron varillas para la fabricación de casi 200 máscaras protectoras para profesionales de la red pública de salud en la región. Ellos forman parte del proyecto 3D Saves, una rede de voluntarios comprometida con la producción de equipos para uso en hospitales de la red estatal y en los municipios del estado de Alagoas.

Leonardo Oliveira afirma que está feliz por tener la posibilidad de contribuir a la sociedad y a quien necesita. "Descubrí esta campaña en una red social y de repente me vi entusiasmado en participar, en saber que podría hacer la diferencia. Usamos un instrumento al que pocos tienen acceso, principalmente aquí, en nuestro estado, entonces, poder ayudar no tiene precio".

Gabrielly Oliveira recuerda que la impresora 3D fue adquirida con el propósito de uso personal: "Nunca imaginamos estar haciendo esto hoy, pero dejar de lado los deseos personales para realizar un trabajo comunitario es más gratificante que cualquier otra cosa".

Para aclaraciones adicionales a imprensa, por favor contactar::
CDN Comunicación
Karina Alves (55 11) 3643-2981 - karina.alves@cdn.com.br
Jessyca Trovão - (55 11) 3643-2769 - jessyca.trovao@cdn.com.br
Fábio Souza - (55 11) 3643-2813 - fabio.souza@cdn.com.br